Imprimir
Categoría: CARTAS

Antes de comenzar a cocinar, es recomendable leer cada receta de principio a fin y tener a mano todos los ingredientes.

Las medidas de volumen utilizadas en casi todas las recetas son la taza y la cucharada.

La taza equivale a 8 onzas, ¼ de litro, 250ml., 2.5 dl. Cuando se trata de ingredientes sólidos, se entiende, salvo que se indique otra cosa, que la taza es rasa.

En cuanto a la cucharada y sus fracciones, es una medida graduada, tanto para líquidos como para sólidos. En este último caso, vale también la observación anterior: salvo que se indique lo contrario, la cucharada es rasa.

Cuando no se tiene el juego de medidas, puede aproximarse una taza, a una taza de las de café con leche y una cucharada, al contenido de una cuchara sopera. En ambos casos esto dependerá del modelo de vajilla o de cubiertos que cada quien tenga; será necesario, entonces, probar la cantidad que le va mejor a cada receta.

Cuando una receta pide vegetales o frutas, se indica su tamaño: pequeño, mediano o grande. Aunque esto deja un amplio margen para la apreciación individual, también puede adaptarse al gusto particular del que cocina y de sus comensales, sin mayores consecuencias para el resultado final.

Algunas recetas mencionan un producto de determinada marca. Ello obedece a que la receta original me fue dada en esa forma y no a interés o intención publicitaria alguna.

Los tiempos de cocción pueden variar según la estufa y el horno. En todo caso hay que usar el sentido común: ni a medio cocer, ni quemado.

Las siguientes equivalencias pueden ser de utilidad:

Horno

Temperatura

Muy bajo

250-275  F                       121-123  C

Bajo

300-325  F                        149-163 C

Moderado

350-375  F                        177-190 C

Caliente

400-425  F                       204-218 C

Muy caliente

400-475  F                       232-246 C

Extremadamente caliente

500-525  F                        260-274 C

Para convertir grados Fahrenheit a Centígrados, se le resta a la temperatura dada 32, se multiplica por 5 y se divide entre 9. Para convertir Centígrados a Fahrenheit, se multiplica por 9, se divide entre 5 y se añade 32.

El nombre que aparece en cada receta, es el nombre de la persona que me la dio.  Las recetas que aparecen sin nombre son recetas modificadas, adaptadas o inspiradas por otras recetas provenientes de mi archivo personal de cocina y  por platos comidos en algún restaurante o en alguna fiesta.

En algunas páginas, los espacios han sido cubiertos con frases que me parecen significativas, recopiladas a lo largo de algunos años. Unas, son citas textuales; de otras, desconozco el autor.

Aunque he revisado varias veces las recetas, acepto que puede haber errores u omisiones  al pasarlas a la computadora. Les agradezco me comuniquen sus observaciones por mi correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.